escribir para seo

Cómo escribir un artículo optimizado para SEO

Seguramente, en más de una ocasión, has acudido a un artículo de Google para hacer una consulta o aclarar una duda. De hecho, es probable que estés leyendo este artículo porque quieres aprender a escribir un artículo optimizado para SEO.

¿Qué es la redacción SEO?

Tal vez nunca hayas escuchado sobre ella o quizás pienses que no la necesites en tu estrategia de contenidos, pero la redacción SEO puede convertirse en tu mayor aliada a la hora de conseguir clientes y cerrar ventas gracias a los artículos de tu blog.

Y por eso es fundamental que entiendas una premisa base: cuanto mejores sean tus contenidos más destacarás en los motores de búsqueda entre tu competencia y aumentarás la visibilidad hacia tus clientes.

Pues bien, si has llegado hasta este artículo es porque he hecho un buen trabajo en este sentido.

Así que, si me lo permites, voy a explicarte paso a paso qué es la redacción SEO y por qué es importante a la hora de crear un post para tu blog.

Este artículo es una especie de mega guía sobre cómo redactar un artículo optimizado para SEO, en la que iré desgranando todas y cada una de las fases que has de tener en cuenta a la hora de redactar un post, siempre y cuando quieras que se posicione en lo más alto del ranking de los motores de búsqueda.

¡Empecemos!

¿Qué significa SEO?

Toma nota porque lo que viene es relevante.

SEO es el acrónimo de Search Engine Optimization. Traducción al español: optimización de motores de búsqueda.

Cada vez que haces una búsqueda en Internet, Google te muestra un enorme listado de páginas a consultar.

El hecho de que tu página esté dentro de las primeras opciones es sinónimo de destacar, mientras que estar en las últimas se sintetiza en “no ser lo que la gente busca o necesita”.

Fuente: pixabay

¿Cómo sobresalir en los motores de búsqueda?

Ahora bien: ¿cómo conseguir que tus artículos estén dentro de esas primeras posiciones?

Existen varios factores técnicos, pero del que vamos a hablar ahora es la redacción de textos SEO, que no es más que escribir de una manera optimizada, con el objetivo de sobresalir en los motores de búsqueda.

En eso es donde radica la importancia de la redacción de contenidos optimizados para SEO.

Ya seas un restaurante, una tienda de mascotas, una consulta médica o cualquier tipo de establecimiento que ofrezca un producto o servicio, tienes que estar en Internet.

Y la mejor manera de hacerlo es dentro del ranking de Google.

Para lograrlo, necesitarás la ayuda de un profesional en la materia: un redactor de contenidos SEO.

Esa persona se encargará de crear textos originales y únicos para el blog de tu página web con el objetivo de poner tu negocio en el radar de tus clientes.

Por ejemplo, si tienes una tienda online de juguetes educativos, para niños en edad escolar, sería muy útil publicar un artículo en el cual orientes a los padres (quienes te van a comprar) sobre los beneficios de los juguetes en el desarrollo cognitivo de los niños, pues resultará de gran interés para ellos.

Esta pequeña acción se traduce en aumentar la visibilidad de tu marca, al igual que su credibilidad.

La redacción SEO ayuda a captar clientes potenciales, ya que gracias al tráfico orgánico muchas personas verán tu página web y algunas de ellas terminarán concretando una compra.

¿Qué hace un redactor de contenidos SEO?

Básicamente, escribe artículos en Internet para generar visitas de calidad hacia el sitio web, aportando información de valor para los usuarios y aplicando la máxima optimización en la redacción para facilitar su comprensión al algoritmo de Google.

Es un redactor enfocado a resultados de posicionamiento web, que escribe contenido con estrategia, utilizando técnicas y recursos de optimización SEO, por ejemplo, el uso inteligente de las palabras clave.

Los redactores SEO que contratas cuando compras textos para tu blog tendrán varias tareas que hacer, entre otras:

  • Definir los temas sobre los que se escribirá cada post.
  • Investigar y establecer dónde poner las palabras claves en los textos.
  • Detallar la estructura que tendrá el contenido.
  • Escribir textos de calidad, optimizados y únicos.

Y si te lo estás preguntando… Sí, un redactor de contenidos SEO tiene la labor de indagar mucho antes de siquiera pensar en escribir la primera palabra de un artículo.

Pueden ser horas leyendo e investigando antes de empezar con la redacción.

¿Qué investiga exactamente un redactor SEO?

El search intent de los usuarios y las palabras clave que emplean estos cuando hacen sus consultas en el motor de búsqueda.

Además, debe contar con todo el conocimiento necesario para poder cumplir con su trabajo, como es el uso de herramientas como Google Trends y Google Search Console. Dos piezas clave para cualquier redacción SEO.

Google Trends: herramienta que muestra los términos de búsqueda más populares.

Google Search Console: herramienta para entender el comportamiento de una web.

Por otro lado, el diccionario debe ser su mejor amigo. No importa lo que digan algunos, la buena ortografía y gramática son requisitos indispensables para ser un buen redactor de contenidos SEO.

Sin embargo, la parte más importante de la redacción SEO es la optimización de los textos, ya que es lo que permite tener una mayor visibilidad en los motores de búsqueda.

Aquí es donde entran en juego todos los trucos y tácticas ganadoras para llegar al primer lugar de Google y así ser visible a ojos de tus potenciales clientes.

redactor SEO tomando notas en una libreta
fuente: Jacqueline Kelly

¿Cómo se optimiza un post con redacción SEO?

Un redactor SEO profesional sabe crear y optimizar contenido para el SEO, con los siguientes objetivos:

  1. Satisfacer la necesidad del usuario.
  2. Conquistar a Google para que posicione el contenido lo más alto posible.

Me explico.

El primer objetivo es redactar un artículo de buena calidad, que guste al usuario y que, además, éste considere útil. Eso implica que el contenido debe satisfacer su necesidad.

Al mismo tiempo, el artículo debe ser comprensible para el robot de Google, es decir, que el buscador debe tener claro qué necesidad satisface (esto es clave).

Cuando Google tiene claro a qué intención de búsqueda responde el artículo lo comparará con el resto de urls indexadas y posicionadas para esa search intent, y lo ubicará donde considere adecuado.

Por tanto, el famoso “el contenido es el rey” es totalmente cierto, siempre y cuando se tenga en cuenta la relación “usuario-buscador”.

Pasos para redactar artículos con normas SEO

Es muy habitual encontrar copywriters que escriben textos de una calidad altísima, y que gustan a los usuarios, pero que no ayudan a posicionar la página web en lo más alto del ranking de Google.

Esto supone un enorme problema porque, por muy bueno que sean los contenidos, si nadie los lee, de poco habrá valido la inversión de tiempo y recursos empleados en crearlos.

Por este motivo, es fundamental que redactes los textos pensando en el algoritmo de Google, para que posicione el contenido lo más arriba posible y los usuarios lo encuentren.

¿Cómo se consigue esto?

Antes de empezar a crear contenido para tu blog te recomiendo que diseñes una estrategia, para identificar el para qué de cada texto que redactes. Siempre y cuando quieras obtener visitas de calidad, claro está.

Una vez hecho esto, veamos, paso a paso, cómo crear contenido optimizado para SEO. Son sencillos trucos o técnicas de posicionamiento web sin necesidad de ser un experto del SEO.

Elegir la palabra clave objetivo

El primer paso que deberás dar a la hora de crear nuevo contenido es seleccionar qué palabra clave objetivo quieres posicionar en Google.

Para ello, hay que hacer un estudio de palabras clave.

Según la autoridad de tu página web será recomendable atacar una keyword corta, más genérica, y por tanto más competida, o escoger una palabra clave de larga cola (long tail), que tendrá algo menos de búsquedas y, en consecuencia, estará menos competida.

Uno de los mayores errores que suele cometerse en proyectos nuevos es querer atacar palabras clave cortas, súper competidas, y que están atacando páginas de mucha antigüedad. Ganar esta batalla, a corto plazo, es misión imposible.

Otro de los errores más habituales es elegir palabras clave que apenas tienen búsquedas, con la intención de posicionar rápidamente. Si se hace bien seguro que se consigue un buen posicionamiento, pero de poco valdrá si nadie busca ese tipo de información.

¿Qué palabra clave escoger en un contenido?

Mi recomendación, si tu web todavía no tiene una gran autoridad, es atacar palabras clave long tail que tengan búsquedas, pero no muchas.

El número dependerá del nicho o temática de la web.

La cantidad de tráfico que captarás no será muy elevada, pero seguro que es tráfico cualificado, lo que te ayudará a construir marca y aumentar el porcentaje de conversiones.

¿Cómo elegir las palabras clave de un artículo?

Para buscar posibles palabras clave objetivo puedes utilizar un montón de herramientas SEO, tanto de pago como gratuitas.

Si estás empezando, y quieres optimizar contenidos sin invertir dinero, mi recomendación son estas dos.

Planificador de palabras clave (Keyword Planner)

Es una herramienta gratuita de Google Ads, que te da ideas de palabras clave, acompañadas de su volumen de búsqueda.

En la imagen podemos ver un ejemplo, para la palabra clave «copywriting curso» el planificador nos devuelve 44 ideas para palabras clave disponibles.

Lo interesante es que todas ellas son búsquedas reales de los usuarios de Google. Así que puedes utilizar todas las que consideres interesantes para acompañar a tu keyword principal.

SEOtip: descarta todas las palabras clave que no respondan a la intención de búsqueda que quieres cubrir, de este modo no confundirás a Google.

Ubbersuggest

Esta poderosa herramienta de SEO tiene dos versiones, una de pago y otra gratuita. Lo mismo que antes, si estás empezando es suficiente con la versión gratis.

Funciona muy similar al planificador de Google. Al introducir una palabra clave te devuelve 30 palabras relacionadas con su volumen de búsqueda.

De ahí deberás escoger la que mejor responda a la intención de búsqueda que hará tu buyer persona.

Esta herramienta me gusta mucho porque las palabras clave que da están basadas en el SBO.

¿Qué es el SBO? Son las siglas de Search Box Optimization. Es decir, que las palabras clave que devuelve Ubersuggest son los mismos resultados que introducen los usuarios dentro de la barra de búsqueda de Google.

Por eso me gusta, porque se ajusta perfectamente a las necesidades reales de los usuarios.

Intención de búsqueda del usuario en la redacción SEO

Para elegir correctamente tu palabra clave objetivo es fundamental que tengas muy claro qué intención necesidad quieres satisfacer con ese contenido.

Search Intent: ¿Qué pretende el usuario al efectuar la búsqueda?

Ojo porque pasar esto por alto sería un gran error, ya que es uno de los factores que tiene más peso en el posicionamiento.

Ten en cuenta que Google quiere satisfacer la necesidad del usuario que recurre al buscador, para ello, siempre devuelve el contenido que mejor satisface su necesidad.

Por ejemplo, si alguien pone en Google “vuelos a París”, el buscador devuelve resultados válidos para comprar un vuelo. Buscadores de vuelos, compañías aéreas, etc…

Es decir, que Google entiende que la keyword “vuelos a París” es una búsqueda transaccional (quiere decir que la intención del usuario es llevar a cabo una acción de compra).

En cambio, los resultados que devuelve Google son muy diferentes si alguien busca la keyword “París”. Si haces esta búsqueda verás que el top 10 son páginas informativas, como Wikipedia, guías de viaje, blogs de turismo….

En este caso, Google interpreta que el usuario quiere obtener información sobre la ciudad de París, bien por culturizarse o porque quiere visitarla.

Por tanto, en función de la necesidad que quieras satisfacer deberás elegir una palabra clave u otra.

Como ves, de momento hemos visto técnicas SEO sencillas de aplicar, pero que siguiéndolas al pie de la letra conseguirás que tu post mejore el posicionamiento en el ranking de los motores de búsqueda.

¿Cuántas palabras clave debe tener un artículo para SEO?

La respuesta es clara: una keyword principal. No más.

El resto del contenido debe estar semánticamente relacionado con la palabra clave principal, pero no debe responder a otras intenciones de búsqueda.

Veamos con más detalle a qué me refiero.

SEO semántico

Una vez tengas claro cuál es tu palabra clave objetivo y a qué intención responde, antes de ponerse con la redacción del texto, para optimizar bien el contenido SEO, deberás seleccionar un grupo de términos relacionados con esa palabra clave principal.

Se trata de dar la máxima información al algoritmo, y dejar muy claro a Google ante qué tipo de página se encuentra, de manera que le facilites la inteprestación que hace del contenido.

¿Por qué es importante dar este paso antes de empezar con la redacción? Para conseguir una desambiguación lingüística. ¿Quéee? Muy sencillo, aportar a nuestros contenidos palabras y términos que ayuden a Google a clasificarlos donde corresponde.

Google emplea lo que llama Indexación Semántica Latente (LSI), es decir, una fórmula matemática o algoritmo que calcula la relación entre las diferentes palabras y conceptos que conforman el contenido.

Para ello, tiene en cuenta la palabra clave principal, el título de la página, las etiquetas, los encabezados (H1, H2…), los términos en negrita o cursiva… y los sinónimos que haya en el contenido.

Por eso, es fundamental que escojas bien todas las palabras que vas a incluir en el post, y jugar con todas las variaciones posibles.

  • Número: singular y plural de la misma palabra
  • Género: variaciones entre masculino y femenino
  • Sinonimia conceptual (o total)
  • Sinonimia contextual (o parcial)

Puedes apoyarte en los listados de palabras clave extraídas del estudio realizado inicialmente con el planificador de palabras clave (keyword planner) o Ubersuggest.

Barra de búsqueda de Google

Además de las palabras clave vistas anteriormente, otra opción muy interesante para enriquecer semánticamente el contenido de palabras relacionadas con la keyword principal es hacer búsquedas simples en Google.

Cuando tecleas una palabra clave en la barra de búsqueda, automáticamente, salen palabras relacionadas, y ordenadas por volumen de búsqueda real.

Estos resultados son una fuente de información muy valiosa.

barra del buscador google
fuente: pixabay

Ni te imaginas la gran cantidad de información, fiable y gratuita, que puedes extraer del propio motor de búsqueda.

Optimiza contenido para el robot de Google

Veamos algunos tips para optimizar el contenido en cuanto a SEO tradicional.

¿Qué densidad de la palabra clave debe contener un artículo?

Mi consejo, olvídate de la densidad de la keyword principal. No es tan relevante como lo era antaño.

Lo que sí es clave en la redacción SEO es la semántica empleada en todo el contenido, tal y como hemos visto en el punto anterior.

Un texto rico en vocabulario y palabras clave semánticamente relacionadas es la mejor optimización que puedes hacer.

¿Cuántas palabras clave debe tener el Meta Title o título SEO?

Otro aspecto importante es optimizar el Meta Title o título SEO. Por ejemplo, calculando bien el número de palabras que tiene, porque sí, también influye en el posicionamiento.

En realidad, no hay un número exacto, porque puede variar si la búsqueda se hace en desktop o móvil, pero voy a darte un número orientativo:

  • Title: entre 50 y 65 caracteres
  • Meta-title: entre 100 y 155 caracteres

Eso sí, el título SEO o meta title ha de contener necesariamente la palabra clave, porque Google lo tiene en cuenta a la hora del posicionamiento. Además, ha de ser claro y conciso.

El meta-title no influye directamente en el posicionamiento, pero sí lo hace indirectamente, porque un meta-title atractivo hace que el usuario haga clic en tu página web, de forma que aumenta el CTR, y este indicador sí que condiciona el posicionamiento.

¿Cuántos encabezados poner en un contenido para SEO?

En un artículo hay que poner los títulos y subtítulos (h1, h2, h3…) necesarios para facilitar la comprensión del contenido y mejorar la navegabilidad del usuario.

Los encabezados son un factor muy importante, tanto para el usuario como para el robot del buscador.

Ojo, en el h1 sí es necesario que aparezca la palabra clave objetivo. Cuanto más a la izquierda mejor.

En el resto de encabezados, los subtítulos, no es necesario que aparezca la palabra clave, pero sí deben incluirse sinónimos y términos relacionados semánticamente.

Recuerda que debes evitar la ambigüedad lingüística.

Optimización de las imágenes en la redacción SEO

Otro aspecto a tener en cuenta para optimizar el artículo en cuanto al SEO son las imágenes.

Todas deben tener un nombre adecuado, que describa con claridad lo que hay en la imagen, utiliza palabras relacionadas con la keyword principal, separadas por guiones cortos.

Además, es necesario que añadas una etiqueta ALT que indique lo que hay en la imagen. Si incluyes la palabra clave mejor.

También ayuda escribir una descripción detallada de la imagen.

Por supuesto, el peso de la imagen debe reducirse al máximo, para mejorar la velocidad de carga. Una herramienta online y gratuita que va muy bien es tinypng.com

¿Cuántos enlaces poner en un artículo para SEO?

Una cantidad que se ajuste al sentido común.

En cuanto a enlaces internos (interlinking), si crees conveniente enlazar a otros contenidos de tu misma web adelante, pero tampoco te pases poniendo demasiados enlaces, para no diluir el link juice.

También es importante optimizar el anchor text.

Si utilizas textos ancla de cola larga mucho mejor, queda más natural y enriqueces semánticamente las keywords principales.

Por último, también debes poner enlaces externos. Los que consideres necesarios para ayudar al usuario. Eso sí, que sean naturales y que lleven a contenidos de buena calidad. Y no te cortes en forzar los anchor text, aunque combines enlaces dofollow con nofollow.

Además, hay que tener en cuenta la afinidad semántica de los backlinks, es decir, que las páginas web que apunten hacia tu sitio web.

Meta descripción

Antes de publicar el contenido escribe la Meta Descripción, es la parte de texto que aparece debajo del Título SEO en los resultados de búsqueda.

La Meta description ayuda al usuario a saber si el contenido que encontrará si hace clic es relevante con su búsqueda.

Es decir, que influye directamente en el CTR, porque una Meta descripción atractiva conseguirá más clics que otra que no comunique nada.

Por tanto, es una buena oportunidad para desarrollar la escritura persuasiva o copywriting.

Optimiza la URL

Otro aspecto que también influye en el posicionamiento es optimizar la URL.

Por ejemplo, incluyendo siempre la palabra clave objetivo, evitando poner números y caracteres especiales, o simplicar la frase quitando las preposiciones o determinantes.

usuarios de google sonriendo
Fuente: Gustavo Fring

Redacción SEO para conquistar al usuario

Por último, llega el momento de escribir el artículo.

Fíjate que antes de ponerse a redactar hemos llevado a cabo muchas acciones que te ayudarán a posicionar mejor tu artículo en los buscadores.

Sin embargo, cuando vayas a escribir un artículo, recuerda esta frase:

“El robot de Google es el que posiciona tu contenido, el usuario es el que lo mantiene bien posicionado”.

Aunque inicialmente Google te ponga en primera posición, si la experiencia del usuario no es buena, porque no satisface su necesidad (según su intención de búsqueda) Google te penalizará y bajará de posiciones tu contenido, hasta el lugar que considere adecuado.

Por este motivo, es tan importante definir bien la intención de búsqueda que quieres atender, porque la respuesta que encuentre el usuario en tu contenido ha de ser exactamente la que le ayude a resolver su necesidad.

La intención de búsqueda es el eje sobre el que gira el SEO moderno.

¿Qué es lo más importante para que Google posicione un contenido?

A modo de conclusión, podríamos decir que los factores más importantes para redactar un artículo optimizado para SEO y que escale posiciones en Google son dos:

  • Que el robot del buscador entienda bien de qué trata ese artículo, es decir, que sea semánticamente comprensible para que lo indexe correctamente.
  • Y que satisfaga la intención de búsqueda del usuario, para que éste no tenga que recurrir a otros artículos.

La redacción SEO puede resultar un gran apoyo para cualquier negocio. Sobre todo, porque implica una pequeña inversión con resultados a largo plazo.

Por lo que contar con un blog en tu sitio web es un plan bastante rentable: posicionar en las primeras páginas de Google hará que tengas más clientes.

¿Te ha gustado este post? Compártelo con tus seguidores en Twitter.

Publicaciones Similares